se fue a tomar sol


Nació gris. “No todo es blanco o negro”. Oscureció.
De sus patas crecieron piedras, ramas, arbustos que la elevaron como zapatos macizos. Observaba la ciudad desde su montaña en movimiento. El sol jugaba en su lomo.
Adentro los pasillos daban vueltas de escalinata a cuartos oscuros. Los pastores se esconden del rebaño perdido que juega a perderse. Abajo la montaña crece. El eco del tiempo no sopla, el viento hace tic tac. Duerme de pié. Hay palabras que no entiende por complicación pero repite una constantemente. Debe ser esa que cree entender pero piensa por dos y tiembla de sólo hacerlo por tres, aunque por cuatro cena a la hora del almuerzo. Quizás sea una oveja. Debe serlo. El mundo bajo su montaña se hunde en el mar que la alimenta.
Riky

ser un pajaro

A las 1000 grullas se me cumple 1 deseo...

reloj