cabeza de cebolla, muñeco autorretrato

4º Convocatoria de Malditas Culebras
www.convocatoriamaldita.com.ar

ido en color

Temprano, como los domingos, la semana salió a caminar.
Llegó a la feria.
Los puestos ahí, lo vio.
Ido en color. Hora pico en sus cantos. Gramos de silencio en plumas.
Como un loro en su vientre lo llevó.
Pájaro, le dijo. No tengo jaula. Tengo pecera
Pues nada.
Aprendió.
A flotar.
La plancha.
Burbujea.
Cuando el mundo era perfecto.
El no había nacido.
Riky

perros


Perro que huye del polvo que muelen sus patas que cruzan el río a orillas zancadas por perros que huyen del agua que riegan del muelle a puntes vacíos de patas de perros que buscan consuelo en playas ajenas que nublan la costa a costa de micros que aplastan las patas de perros que vuelan siguiendo el rumbo de nunca empezar...
Riky

perro en bote

ocho tanzas atadas a mis dedos del pie
duermo al ladito del río
en cuanto alguna tire
rompo la tanza y me meto vestido
la carnada nada , la lombriz menos
eché sal y azúcar pero no remedio
sigo acá esperando aunque esté gris
llueve y vuelan peces justo sobre mí
con un mediomundo los podría atrapar
pez a la pecera, mariposa al mar
despierto perro en bote,
me acuesto pierdo el bote
me subo al perro con zancos
y me lleva al río
Riky

y un domingo


Un sillón de esos que te hunden.
Unas piernas de esas que se estiran. Unos ojos de esos que se cierran Y un domingo. Tose de cara al sol. El perro le mordisquea el cuello. Un reloj de esos que no giran. Una voz de esas que te gritan Un horno de esos que te queman. Y un lunes. Corre desnudo por el patio. Usa los guantes mágicos.
Riky

se fue a tomar sol


Nació gris. “No todo es blanco o negro”. Oscureció.
De sus patas crecieron piedras, ramas, arbustos que la elevaron como zapatos macizos. Observaba la ciudad desde su montaña en movimiento. El sol jugaba en su lomo.
Adentro los pasillos daban vueltas de escalinata a cuartos oscuros. Los pastores se esconden del rebaño perdido que juega a perderse. Abajo la montaña crece. El eco del tiempo no sopla, el viento hace tic tac. Duerme de pié. Hay palabras que no entiende por complicación pero repite una constantemente. Debe ser esa que cree entender pero piensa por dos y tiembla de sólo hacerlo por tres, aunque por cuatro cena a la hora del almuerzo. Quizás sea una oveja. Debe serlo. El mundo bajo su montaña se hunde en el mar que la alimenta.
Riky

ser un pajaro

A las 1000 grullas se me cumple 1 deseo...

reloj

un principio


Y entre aquel perro y este colectivo no se esconde nada.
Y entre ese cartel y el kiosco no se vende nada
Y entre aquel chofer y el timbre nadie baja.
Y entre aquella foto y mi cara no recuerdo nada.
Y sobre aquella mesa la soda no rebalsa.
Y pensás en cuando Dios y no te cebas ni para un mate.
Porque estas lavado.
Pero hay de poco un todo y lo exprimis con las ampollas del masaje capilar y las ves crecer en remolinos.
Riky